Dpto. de Comunicación Social y Prensa

Mujer que recibió un riñón de su hermano fue dada de alta

mujer trasplantadaA una semana de haber sido sometida a un trasplante renal preventivo en el Hospital de Clínicas, la paciente Vidalina Portillo de Giménez, fue dada de alta la tarde de este martes. La misma recibió el riñón de su hermano Héctor Portillo Pereira. Con esta cirugía, el Programa de Trasplantes de Órganos y Tejidos del hospital dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA suma 70 trasplantes de riñón, 69 en pacientes adultos y 1 pediátrico.

La Prof. Dra. Idalina Stanley, jefa de Nefrología de Adultos del Hospital de Clínicas indicó que la paciente presenta muy buena evolución, por lo que decidieron darle el alta, de modo a que continúe con el proceso de recuperación en su casa. “En un primer tiempo ella vendrá a sus controles rutinarios hasta que complete favorablemente toda la evolución pos trasplante. Como médicos estamos muy contentos con los resultados ya que Vidalina como Héctor tuvieron una óptima evolución”.

La receptora del riñón, fue diagnosticada en marzo del año pasado con una Enfermedad Renal Crónica por Diabetes Mellitus tipo II, causante de una nefropatía diabética.  El donante Héctor Vidal Portillo Pereira, un mecánico dental de 48 años edad, que con este gesto de amor consigue cambiar la calidad de vida de su hermana.

Por su parte, el Dr. Alex Chamorro, manifestó que las ventajas de un trasplante preventivo son mucho más más favorables para el paciente, puesto que se da en una etapa en la que el paciente no requiere aún de tratamiento de hemodiálisis, consiguiendo evitar la progresión de la enfermedad. “El beneficio en el cuerpo mismo es bastante importante, mejorando notablemente su calidad de vida, ya que es distinto en una paciente que ha recibido tratamiento hemodialítico con tres sesiones semanales de hasta 4horas en una silla dializándose, a aquella que no ha recibido ese tipo de tratamiento”.

En tanto Vidalina expresó sentirse muy bien, feliz y agradecida con la vida, su hermano y los médicos que la trataron todo este tiempo, “A mi hermano le digo que es un campeón y que estoy agradecida de por vida con él, que lo quiero mucho y a mi familia también que nunca me abandonaron”. Aprovechó la oportunidad para agradecer por las oraciones recibidas de tantas personas, obrando en la labor de los médicos que hicieron que la cirugía resultara exitosa y sin complicaciones para los hermanos.

Apeló a la compasión de las personas para la donación de órganos, sobre todo los cadavéricos resultantes de una muerte cerebral, “Que donen a su prójimo porque hay muchos pacientes renales que están esperando por una donación para poder vivir, yo misma si no fuera por mi hermano, estaría esperando aún por un riñón de origen cadavérico, y es tan importante saber cuántas vidas podrían salvarse con ese acto”. Así lo afirmó, la paciente trasplantada quien desde hoy se reintegra a su vida normal, siguiendo los cuidados para su pronta recuperación y dispuesta a seguir trabajando en su copetín.

Sobre la importancia de la donación cadavérica para salvar más vidas, la Dra. Stanley, definió de  extraordinario el acto de generosidad de una familia que en medio del dolor por la pérdida de un ser querido, decidan donar los órganos cadavéricos, permitiendo dar vida a varias personas.

El Programa de Trasplante del Hospital de Clínicas cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud Pública, el Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) y de la Fundación Renal del Paraguay (FREPA), así como de otras empresas que de manera altruista aportan a la causa.

San Lorenzo, 16 de mayo de 2017

Seleccione el idioma

eszh-TWendeitptru

Centro de Información Científica

Tutorial de registro en CICCO